Con la tecnología de Blogger.

22 de junio de 2017

Buscando el lado frío de la almohada con Isaac Pachón



TítuloBuscando el lado frío de la almohada
Autor: Isaac Pachón
Numero de páginas: 144
ComprarAmazon
Nota: 9/10


SINOPSIS

Seguramente tú, que estás o has estado enamorado (y te deseo con toda mi fuerza que vuelvas a estarlo) hayas girado más de una vez esa almohada. Noches de insomnio buscando un porqué sin llegar a un motivo concreto. Maldito y a la vez bendito ese amor, esa fiesta de pijama que acaba en una guerra de cojines llenando de plumas tus pensamientos. Lágrimas, enojo y comprensión. Resignación e impotencia. Porque el amor llega y se va, afortunados los que lo hemos sabido vivir con todo, aun dándonos de bruces. A veces se marcha dando un portazo, pero en ocasiones (y estas son las peores) desaparece sin hacer ruido, girando el pomo con cuidado para hacerte despertar solo, tirado en esa cama vacía con las sábanas recién revueltas. Entonces crees que no hay nadie y giras la almohada, buscando ese suspiro, ese recuerdo, ese lado frío para reflexionar sobre tu presente, tu pasado y tu futuro. Vueltas, vueltas y más vueltas, la noche es larga, cuando un lado se calienta el otro se enfría. Pero no estás solo, no. Él acaba de unirse a esa fiesta, el desamor ha llegado a tu cama y quiere acostarse contigo.



Esto no es una reseña


Siempre he dicho que no reseñaría poesía porque no le haría justicia a los poetas. Sin embargo, no puedo evitar deciros lo que 'Buscando el lado frío de la almohada' es para mi. No me extenderé, lo prometo.

Tan simple y tan extraordinario como que, en cada poema, Isaac nos muestra una realidad que todos hemos vivido alguna vez ( y si no os ha tocado, ya os llegará). El autor ha sido muy inteligente al plasmar su poesía cercana y real, consiguiendo que incluso a los que no estamos acostumbrados a ella (entre los que me incluyo), nos enganchara. Es una poesía con la que te vas a sentir identificad@, que os atrapará como una araña atrae a sus presas a su red.

Un poemario que todos deberían tener, con ese estilo tan personal de Isaac Pachón, quién ha demostrado que se sabe defender muy bien en varios generos. Sus relatos han sido un éxito, su poemario lo está siendo y todo lo que venga después, tengo la certeza de que lo será. Como quien dice; me quito el sombrero ante él y el encanto que sale de sus manos, cafés y almohadas. Y espero que al señor Pachón (se ha ganado ese título más que de sobra) no le importe que comparta un par de sus poemas para que podáis apreciar lo que os estáis perdiendo quienes (aún) no lo habéis comprado.


12:59 a. m.

amor
amor
amor
si lo repites tres veces
puedes hacer que aparezca

prefiero retar al destino
amor
amor
tan sólo lo diré dos veces
y que venga
            cuando quiera.

1:12 a. m.

te borro
te escribes
te limpio
te ensucias
te apago
te enciendes
y por más que intento olvidarte
           siempre te apareces
me marcho
me sigues
me giro
y te escondes

1:15 a. m.

hoy entro en la cama
con tu abrazo
sin ti

           pero con él
cuando lo que me hubiera
apetecido
es besarte esos labios
que tanto me excitan
comerte
de pies a cabeza
y follar
follar con locura
como lo hicimos algún día

nada de esto sucede
y me lleno el corazón
con tu abrazo
con un largo y sentido abrazo
quizá no tan excitante
pero
lo más sensato


Para terminar, os dejo unas cuantas preguntas que le he hecho al autor. Hay personas a las que nunca puedes dejar de preguntar -cualquier cosa por absurda que pueda parecer- porque en cada una de sus respuestas sientes que aprendes un poquito más. Una de esas personas es Isaac Pachón. Espero que vosotr@s también terminéis de leer con esa misma sensación.



  • ¿Por qué un poemario: variedad para no encasillarte o puro marketing?

Inspiración y necesidad al mismo tiempo. Durante año y medio he aprovechado estas ideas que surgían con la noche para anotarlas en cuadernos, luego pensé en que no era mala idea presentarlos en forma de libro para que vieran un poco de mundo (risas). Me gusta probar registros y en este caso, sin ceñirme a ninguna norma, me ha gustado hacerlo con la prosa poética. En cuanto al marketing, no es una cosa que me plantee antes de ponerme a escribir: primero escribo y luego valoro cómo hacerlo más atractivo para llegar a más lectores, cuando me pongo en el rol de editor.


  • Lo primero que encontramos en Pillow Land es una dedicatoria muy a lo Peter Pan, ¿hasta qué punto te ves como ese personajillo?

En lo único que me quiero parecer a Peter Pan es en tener esa capacidad de vivir en un mundo fantástico. Me gusta crecer, es más, estoy mucho mejor, emocionalmente, ahora que hace veinte años. Pero en mis libros siempre me gusta mezclar sensaciones, en este caso empezamos con la dedicatoria a “aquellas Campanillas” y seguimos con una cita de “La Mujer de Rojo”, de Gene Wilder. Estos detalles, aparte de ser curiosos, hacen el libro más personal.



  • Las ilustraciones están creadas por Javier Rubín Grassa, ¿le has indicado lo que querías punto por punto, le has enseñado los poemas y él ha hecho según lo que le inspiraba? ¿Cómo ha sido ese proceso?

Soy un gran admirador de Javier Rubín. Si le propuse hacer las ilustraciones fue porque confiaba cien por cien en su talento y su manera de ver el amor a través de las ilustraciones. Le expuse mi idea, dándole cuatro pautas de lo que tenía pensado para portada e interiores. Algunas de aquellas pautas continuaron igual, pero otras como la imagen de portada cambió un poco según su criterio, mejorando así la idea inicial. En cuanto a las ilustraciones interiores, teníamos claro que debían aparecer imágenes femeninas y algunas de mi habitación y mi cama, escenario de creación del libro. A partir de ahí, libertad absoluta. Lo que más me gusta de sus ilustraciones son los tattoos, tan marca de la casa y que tanto mensaje esconden.


  • Hay algunos poemas que comienzan con citas de canciones, supongo que te has inspirado en las mismas. Pero los que no llevan citas, ¿en qué te has inspirado?

El silencio, la soledad, lo que ocurre, lo que no ocurre pero te hubiera gustado que ocurriera, la rabia convertida en resignación… todo esto inspira. Caminar con los ojos abiertos y sin mirar el móvil, también. El teatro, el cine… y los libros. Pero la música hace que toda esta inspiración se recoloque y surjan muchas buenas ideas.


  • ¿A cuántas mujeres les has roto el corazón y cuántas te lo han roto para crear ‘Buscando el lado frío de la almohada’?

Pienso que el número no es lo importante sino la intensidad de los sentimientos. Aquí la protagonista es la almohada, es la confesora y la que hace que un desamor acabe marcado con punto de lectura o pasando página para siempre. ¿Corazones rotos? Solo están rotos, es peor fracturado dicen, que son más complejos de soldar (risas).


  • ¿A quién le calentarías la almohada?

Actualmente, a Emma Stone. Desde este blog hago un llamamiento, por si alguien tiene su contacto. Prometo no defraudar y dejar ambos lados de almohada calientes.


  • ¿Por qué un plano de tus pies en la contraportada si la cosa va de almohadas?

Cierto, va de almohadas, pero también de intimidad y de desnudez de sentimientos. Teníamos una portada sin rostro, no “veía” una fotografía de autor típica y pensé en ese momento en el que me levanto de madrugada, piso descalzo el parqué, recojo el vaso de licor que dejé junto a la libreta y el bolígrafo, para ponerlo en la mesita. La foto, que es genial, es obra de mi sobrina Laia Salvatella.


  • Tu poema favorito de los que has plasmado en tu poemario.

Quizá el de la 1:31 a. m., me gusta la fuerza de su significado y la legalidad de sus palabras. El final es, sin duda, el resumen de lo que es el amor:

“... porque creo
que si no te quiero
te tendría que odiar
y por ahí
sí que no paso”.


  • Primero la cosa iba de cafés, ahora de almohadas… ¿Qué será lo próximo? ¿El cigarrito de después?

(risas) No podemos hacer publicidad de cigarrillos, con lo cual en tema marketing estaríamos vendidos. Además no fumo, sería muy difícil para mí ponerme en el papel. Cafés, almohadas… lo siguiente, cualquier tema que me haga sentirme escritor y me haga disfrutar de ello.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Design: Moderniread