Con la tecnología de Blogger.

30 de marzo de 2017

El Shakespeare más irreverente aterriza en el XXXIV Festival de Otoño a Primavera


Dan Jemmet revisita libremente el clásico del dramaturgo inglés ‘Noche de Reyes’ con ‘Shake’, una comedia inventiva y perspicaz que reflexiona sobre la condición humana


Con esta pieza se inicia en La Abadia un ciclo de comedia a partir de motivos shakesperianos que se completará con la llegada de los montajes del Teatro de la Ciudad: “La Ternura”, de Alfredo Sanzol, y “Sueño”, de Andrés Lima.

El Shakespeare más inventivo e irreverente aterriza en el mes de abril en el XXXIV Festival de Otoño a Primavera de la Comunidad de Madrid. El director Dan Jemmett revisita libremente el clásico del dramaturgo inglés Noche de Reyes con Shake, que podrá verse cuatro únicas funciones en la Sala Juan de la Cruz del Teatro de La Abadía (del jueves 6 al sábado 8 de abril, a las 20.30 horas, y el domingo 9 de abril, a las 19.30 horas).

Los juegos de equívocos y el travestismo toman la escena para abordar la comedia más absurda de Shakespeare, y también la más inteligente. Iliria es un reino de amor delirante, donde se desarrolla una historia efervescente y deliciosamente enrevesada, que es una invitación casi metafísica a la reflexión sobre la condición humana. La pieza, de dos horas de duración, será representada en inglés y francés (con sobretítulos en español).

Tras una violenta tormenta, los gemelos Viola y Sebastián naufragan en la costa de Iliria. Disfrazada como un hombre bajo el nombre de Cesario, Viola entra al servicio del Duque Orsino, de quien se enamora locamente, pese a no poder mostrárselo por temor a revelar su identidad. Orsino, creyéndole su fiel confidente, le pide que le entregue un mensaje de amor a la Duquesa Olivia, su vecina, quien, engañada por la apariencia varonil de Viola, se enamora instantáneamente de sus encantos juveniles. Las cosas se tornan todavía más complicadas con la llegada de Sebastián, que logra sobrevivir al naufragio gracias a la ayuda del capitán Antonio.

Un verdadero triángulo amoroso se enreda en esta comedia de los errores, muy representativa del espíritu del Renacimiento. El amor y el deseo, en continuo cambio, se confunden entre personajes que son hombres y son también mujeres, el mismo modo que sucedía en la época de Shakespeare, cuando las mujeres no estaban aceptadas encima de los escenarios y sus papeles eran representados por hombres cuyas voces agudas hacían plausible su interpretación. Noche de reyes fue escrita para una época en la que los hombres interpretaban los papeles femeninos y, en ella, el travestismo se lleva a un segundo nivel cuando un chico vestido como una chica debe interpretar el papel de un hombre. Cuando la comedia llega a su fin, el subtítulo de la obra, “What You Will”, se vuelve más relevante: ¿se trata de un chico o de una chica? “Lo que tú quieras”, concluye Shakespeare.

La primera versión que Jemmet hizo de esta pieza ya pudo verse en Madrid, también en el Festival de Otoño, en 2002. Ahora, el reputado director regresa con una revisión de la misma de nuevo al Teatro de La Abadía dentro del marco del festival. En palabras del propio Jemmett: “Hay algo muy alegre en Noche de Reyes, un calor y una serenidad que impregnan la acción, incluso durante los momentos más inquietantes. A diferencia de las últimas obras de Shakespeare, aquí existe una especie de gracia, una celebración de la vida que nos devuelve a la inocencia de la infancia. El montaje me recordó a mi niñez, a las vacaciones que pasaba con mi padre en la década de 1950. Él era actor y yo crecí en una atmósfera de teatro y entreteminiento al estilo antiguo. Le encantaba ver espectáculos de stand-up comedy en la televisión y observar a los titiriteros que actuaban en playas o embarcaderos. Al descubrir Iliria, este reino se convirtió, simplemente, en lo que el teatro representaba entonces para mí”.

Y continúa: “Mi enfoque al hacer teatro es siempre intuitivo y juguetón. En Shake, cinco actores interpretan todos los personajes de la obra y cinco cabañas de playa evocan una costa perdida, olvidada o imaginada. Las cabañas son a su vez vestuarios y cabinas de títeres donde los artistas preparan sus disfraces para la siguiente escena. Y, todo el tiempo, Feste alterna su colección de vinilos en un viejo tocadiscos: Jeff Love y su orquesta, Mozart, Bach, Lou Reed, Percy Sledge… Cuando era joven tenía un tocadiscos de los años 60 y una colección de vinilos. ¡Era una colección muy extraña y quería rendirle tributo! Por eso, fui a un mercadillo en París y compré un tocadiscos con 40 vinilos al azar. Decidí que encontraríamos la música para el espectáculo en esos vinilos, y así lo hicimos. Shake, es el resultado”.

UN DIRECTOR IMPRESCINDIBLE DE LA ESCENA EUROPEA DE LAS ÚLTIMAS DÉCADAS

El director de teatro británico Dan Jemmett ha dirigido alguno de los teatros más prestigiosos de Europa, entre ellos, en París, el Théâtre National du Chaillot, el Théâtre de la Ville, el Théâtre National de l’Opéra Comique, el Théâtre Marigny o el celebrado Théâtre Bouffes du Nord de Peter Brook. Asimismo, ha estado también al frente de The Lyric Hammersmith y la Almeida Opera en Londres, la Deutsche Oper am Rhein en Düsseldorf, la Reisopera en los países Bajos y el Teatro dell’Opera en Roma. Jemmet ha concebido y dirigido espectáculos como Dogface o The Collected Works of Billy the Kid, que han sido calurosamente acogidos por el público y la crítica en escenarios de todo el mundo. Tras ser galardonado con el Premio de la Crítica Francesa a la Revelación Teatral en 2002, Jemmett se convirtió en el primer director británico invitado a trabajar en la Comédie Francaise.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Design: Moderniread