Con la tecnología de Blogger.

25 de enero de 2017

''El Plan'' en el Centro Niemeyer: un ''planazo'' que nadie puede perderse


Texto y Dirección: Ignasi Vidal
Producción: Uroboro
Duración: 90'
Reparto: Chema del Barco, Javier Navares, Manuel Baqueiro

Tres amigos desempleados se reúnen para ejecutar un plan y, mientras esperan a que se arregle la avería de un coche, asistimos a la caída de sus máscaras, a su último carnaval juntos.

Los personajes de El Plan podrían parecer sacados de una película de Woody Allen; pero los diálogos recuerdan más a Tarantino: de la pequeña intranscendencia se crea una bola que amenaza con desbaratar la precaria armonía entre los protagonistas. Y ante eso, la hecatombe: ¿somos ejecutores o víctimas de nuestro destino?



MI OPINIÓN


Mi expectativa con esta obra estaba al nivel de echarme unas buenas risas y nada más. Pero el teatro en general, y esta obra en particular, no son AliExpress. De hecho se aleja muchísimo de serlo, como también se aleja de ser una obra simplona. También debo admitir que, a parte de las risas que creía echarme con la obra, lo que me empujó a verla era la presencia de Manuel Baqueiro, quien ya me había enamorado en su papel de Marcelino en 'Amar en tiempos revueltos'. Y no, no me he visto la serie entera, sólo de vez en cuando y únicamente para ver a Marcelino, todo sea dicho.

Pero volviendo a 'El Plan', cuando comenzó la obra lo que más me impresionó es que desde el minuto uno, el personaje de Javier Navares (el primero en aparecer en escena), le dió un realismo que nunca había visto hasta la fecha. Realismo que se aumentó más cuando el personaje de Chema del Barco aparece. Hubo momentos (muchos) en los que me olvidaba que era una obra de teatro y se sentía como si estuvieras espiando a un grupo de amigos en casa de uno de ellos.

El último en aparecer fué Andrade (Manuel Baqueiro), quien siempre llegaba tarde. Sin embargo, su tardanza estaba justificada por la avería de su coche y otra razón que no puedo desvelar para no quitarle el encanto a la obra.

La obra se ubica en el único escenario del salón de la casa del personaje de Javier Navares, pero el hecho de no tener más que ese escenario no lo hace aburrido para nada. Cada uno de los personajes tiene algo que lo hace brillar por si mismo. Ninguno opaca al otro y eso sólo se consigue con tres talentazos de la interpretación. A Chema del Barco y Javier Navares no los conocía, pero el hecho de ir 'enamorada' de Manuel Baqueiro no solo no me influyó para 'juzgarle' en la obra, si no que fué al que más caña quería meterle por contar con ventaja... sin ningún éxito.

Baqueiro ha demostrado ser más que un actor más de televisión, porque el teatro no tiene cortes ni segundas tomas, y lo ha clavado. Lo que parecía ser el típico 'Brad Pitt' de los tres personajes, ha sido tan divertido (acento gallego incluído), sencillo y humano, tan verdadero que me ha fascinado.

Chema del Barco es absolutamente brillante durante toda la obra, destacando el final, que no me lo imaginaba ni de lejos (aunque al final ates cabos y te parezca casi ridículo no haberte dado cuenta de lo que sucedía) y que te sorprendan de esa forma siempre es un aliciente, tanto para recomendar la obra como para repetir si vuelven pronto (con la obra que sea).

Y, Javier Navares, que a pesar de que los tres sean talento puro y duro, tengo que escogerlo como mi preferido por una sola razón: Navares cuando se enfada, acojona de verdad. Me ha hecho reír, me ha hecho tragar saliva, me ha hecho cogerle manía a la pareja de su personaje... y en definitiva, ha sido el que más sensaciones me ha provocado durante toda la obra.

Me declaro fan absoluta de estos tres monstruos de la interpretación. Y aunque el plan que tenían estos tres sea lo menos importante, lo que si es un planazo es ir a verlos y disfrutar de la obra, dejarte llevar por la misma para que te vaya sorprendiendo poco a poco y al final te den el golpe de magia que hace que desees repetir y verlos de nuevo en acción. 

No puedo terminar esta entrada sin darle mi enhorabuena al elenco, y sobre todo, a Ignasi Vidal por haber hecho magia con una obra de teatro como ''El Plan''. Tienes unas ideas jodidamente geniales y has sabido escoger a un elenco perfecto para que la obra sea de diez. ¡Felicidades!

Cualquier plan se queda pequeño después de veros. ¡Volved pronto! 

1 comentario:

  1. La verdad es que tiene muy buena pinta, ¡y a mí también me gusta Manuel Baqueiro!

    Un beso, preciosa :)

    ResponderEliminar

Design: Moderniread